«La situación en el campo de Al Hol es desoladora», aseguró la representante de la OMS, Elizabeth Hoff. El organismo denunció el deterioro del lugar, al que llegaron en sólo dos meses unas 23.000 personas.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy que al menos 29 niños y recién nacidos murieron en los últimos dos meses, en su mayoría de hipotermia, cuando huían de la violencia hacia el campo de desplazados de Al Hol, en el norte de Siria, o poco después de llegar a este enclave.

 

La representante de la OMS en Siria, Elizabeth Hoff, precisó que «la situación en el campo de Al Hol es desoladora», con «niños muriendo de hipotermia mientras sus familias buscan seguridad».

 

Aunque la OMS, un organismo de la ONU, ha incrementado sus trabajos, Hoff subrayó la importancia de que se aceleren los permisos para poder repartir suministros y atender a quienes están tanto dentro del campamento como en las carreteras que conectan con él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
3 × 24 =