Se trata de Araceli Rea que tenía plantas de marihuana con fines medicinales para ayudara su nieto que padece Síndrome de West.
A fines de junio, Araceli Rea fue trasladada a la Comisaria del Barrio Aeropuerto, en la ciudad de La Plata, luego de que la policía encontrara en su casa elementos cuya esencia provenían de plantas cannábicas. Sin embargo, horas después fue liberada y producto de un fallo histórico recuperó sus plantas. El 10 de julio, Araceli exigió la devolución del material incautado por la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes. Cinco días después, la fiscal Ana Medina ordenó que le devuelvan lo secuestrado.

«No puedo creer todo lo que pasó, nos devolvieron plantas, macerados y material vegetal. Estoy muy feliz. La fiscal entendió el motivo por el cual tengo plantas de cannabis”, contó en el programa radial «El Cafecito». Sin embargo, las plantas fueron entregadas en estado deteriorado. La abuela de Tiziano aseguró que insistirá con un amparo para garantizar el acceso a la salud y arremetió: «Los que plantamos para el uso medicinal de cannabis no somos narcotraficantes».

En cuanto al estado de salud de su nieto, que históricamente sufría convulsiones de manera regular, contó que se encuentra en buen estado y que mientras estuvo imposibilitada de producir el aceite, le proveyó resina que donó un hombre al conocer la situación del nene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
23 + 12 =