Un fuerte tornado golpeó ayer a la ciudad bonaerense de Azul y la fuerza del viento hizo volcar camiones de carga sobre la ruta nacional 3, kilómetro 332.

 

Antonio, dueño de los camiones siniestrados, se lamentó por los daños. Ratificó que los choferes fueron trasladados al hospital local para controles sanitarios, pero que milagrosamente resultaron ilesos.

 

«Fue alrededor de las 12 y duró hasta 12.30. Yo diría que fue un tornado por el desastre que hizo. Arrancó dos postes de luz como si fuera una máquina. Lo más impresionante es la piedra: hoy siete horas después hay cordones de veinte centímetros de piedras», dijo Julio Sosa, encargado de la Cantera Cerro Azul donde permanecían los camiones.

 

«No duró más de cinco minutos. Pero los choferes se asustaron mucho porque los camiones perdieron gasoil. Tuvieron que actuar los bomberos. Se activó el hospital y la dirección de Defensa Civil. Pero no hubo necesidad de aplicar el plan de emergencia», informó.

 

«Nunca hubo registro de algo igual en la zona», agregó Herrera. “Son los eventos a los que nos tendremos que acostumbrar por el cambio climático», cerró. «Lo que se viene son los vientos fuertes, huracanados».

 

«Hubo riesgo de electrocución porque el tendido eléctrico cayó sobre uno de los camiones- dijo Hugo Herrera director de Protección Ciudadana de Azul- pero gracias a Dios el chofer pudo salir a salvo.»

 

«También cayó gran cantidad de granizo y agua y afectó las cosechas de girasol de la zona», dijo Herrera. Las pérdidas aún no están cuantificadas. Hoy trabajaban en el lugar las aseguradoras de seguro contra granizo para la cosecha y se esperaban grúas para dar vuelta a los camiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
10 + 1 =