El ex jefe de Estado norteamericano reveló que expresó su predisposición a la Casa Blanca, aunque no recibió respuesta. Se mostró preocupado por el avance nuclear de Pyongyang y por las acciones que pueda tomar el dictador norcoreano.

En medio de las tensiones en la península coreana, Jimmy Carter reveló que se ofreció para ir a Corea del Norte en nombre de la Casa Blanca para iniciar un diálogo con el régimen de Kim Jong-un.

 «Yo iría, sí», le respondió el ex presidente de Estados Unidos al New York Times, en una entrevista publicada este domingo, al ser consultado sobre si realizaría esa misión para el gobierno de Donald Trump.

El demócrata de 93 años, que fue presidente entre 1977 y 1981, manifestó que dijo al consejero de Seguridad Nacional presidencial, HR McMaster, que «estaba disponible si algún día me necesitan».

 En 1994 Carter viajó a Pyongyang para negociar con Kim Il-sung, abuelo del actual líder de Corea del Norte, sobre el programa nuclear de ese país.
Los últimos meses, Trump se ha envuelto en una escalada retórica con el dictador norcoreano, Kim Jong-Un.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
29 − 1 =