El delantero de Boca no tuvo fitro y se desahogó contra su ex club tras la clasificación a semifinales. «Pasó el que tenía que pasar», dijo.
El delantero de Boca, Mauro Zárate valoró la clasificación a semifinales de la Copa de la Superliga y se desahogó contra el club del que supo ser ídolo, Vélez, tras la definición por penales en la que el Xeneize terminó ganando por 5 a 4 en La Bombonera.

«Fue lindo pasar por penales porque es un poco a lo Boca. Por eso creo que pasó el que tenía que pasar, el equipo grande», remarcó el ex goleador de Vélez, que con sus gestos y gritos por los goles en los penales ofreció muestras de desahogo tras lo que había padecido en Liniers en el partido de ida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
26 + 15 =