Se trata de un ritual que consiste en el consumo de una infusión de origen natural denominada “Ayahuasca”, la cual provoca diversos efectos sobre quienes la consumen, desde alteración motriz como así también expulsión corporal de diferentes secreciones, alucinaciones, entre otros.

Este brebaje contiene psicotrópicos contemplados en la Ley 23.737 (dimetil triptamina -DMT-, Harmina y Harmalina) como sustancias estupefacientes, enmarcados dentro de la Ley de drogas. Iba a ser la primera vez que se realiza en la provincia.

Personal de la  División Narcocriminalidad y Delitos Federales de la Policía provincial, tomó conocimiento sobre este inusual  “ceremonia” llamada “ayahuasca”  y recolectaron la información necesaria para dar intervención a la Justicia Federal, por lo que la jueza Laura Ubertazzi resolvió llevar adelante una acción penal por infracción a la ley 23.737 de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes.

Este evento lo dirigían un hombre de nacionalidad italiana y una mujer chilena, con la colaboración de dos residentes de Ushuaia. La “ceremonia” que pretendían

Tras la orden judicial se realizó un allanamiento de la vivienda en el Barrio “Los Alakalufes”, donde se iba a llevar a cabo dicho ritual,  y dos domicilios más de interés por la zona céntrica de la ciudad, requisa de las personas y registro de vehículos.

Al irrumpir en la vivienda del B° Los Alakalufes,  previo al inicio del evento, se procedió a la demora de todos los participantes, de los organizadores y la propietaria de la vivienda.

Se  localizaron 3 botellas que contenían Ayahuasca,  180 cigarrillos de confección casera con sustancia vegetal sujeta a análisis, frascos que contenían sustancia pulverulenta de interés para la causa, teléfonos celulares, una importante cantidad de dinero en moneda extranjera y pesos argentinos, entre otros elementos.

Por otra parte, y respecto de los otros dos allanamientos efectuados, se secuestraron elementos de sumo interés, como anotaciones vinculadas a la “ceremonia”, entre otras cosas.  Asimismo se procedió al secuestro de sustancia estupefaciente tipo marihuana, y cinco plantas de cannabis sativa, aptas para el consumo/comercialización.

Al respecto, el secretario de Estado de Seguridad Javier Eposto destacó la labor de la Policía que “debe estar constantemente informada ya que las modalidad de consumo y de promoción de sustancias tóxicas penadas por la ley”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
24 ⁄ 3 =