Entre 2013 y 2017, la cifra pasó de 11,7 a 35,2 por cada 100.000 habitantes. El aumento preocupa a los especialistas.

 

 

Según indicó la médica infectóloga Luciana Spadaccini (MN 123.930) que trabaja en Fundación Huésped,  explicó cómo cuidarse  de esta enfermedad de transmisión sexual, que tuvo un gran incremento en los últimos años. En Argentina, entre 2013 y 2017, los casos de sífilis se triplicaron.

 

De acuerdo a datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, la tasa de casos de sífilis reportados en varones y mujeres jóvenes y adultos se triplicó entre 2013 y 2017. Entre esos años el índice pasó de 11,7 a 35,2 por cada 100.000 habitantes.

 

¿Qué es la sífilis?

 

La sífilis es una enfermedad bacteriana producida por la bacteria Treponema Pallidum. Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y se previene con el uso de preservativos.

 

La enfermedad se divide en tres estadíos:

 

Primer estadío: úlcera a nivel de los genitales, la vagina, el ano o la faringe.

Sífilis secundaria: manchas rojas en cualquier parte de la piel. Puede haber pérdida de pelo, trastornos en la visión o en las mucosas.

Tercer estadío: después de muchos años de infección sin tratamiento puede verse afectado el sistema nervioso central o los vasos sanguíneos.

 

Detección y tratamiento

 

Con un análisis de sangre (VDRL) se puede determinar si una persona tuvo o no sífilis. Si da positivo, se hace una prueba confirmativa.

 

Es una enfermedad fácil de tratar y curar con penicilina. Se da de manera intramuscular y, de acuerdo al estadío en el que este la enfermedad, se dan una o tres inyecciones.

 

Prevención y contagio

 

Spadaccini remarcó una disminución en las infecciones por VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y uno de los principales motivos es la PrEP: una pastilla de toma diaria orientada a personas que no viven con el virus y que tienen mayor probabilidad de contraerlo.

 

Pero el aumento de casos de sífilis es preocupante: “En algunos centros hay hasta 15 casos por semana”, remarcó la infectóloga.

 

«La forma principal de prevenirla, como cualquier enfermedad de transmisión sexual, es el uso del preservativo», dijo la médica y agregó: “Hay algo que es importante recalcar: el sexo oral, es sexo. Muchas personas creen que solo hay que usar preservativo en el sexo anal o vaginal. La enfermedad también se transmite en el sexo oral y es una fuente muy frecuente de contagio”, destacó Spadaccini.

 

“Se piensa que es una enfermedad olvidada. Cuando apareció el HIV, esa fue la enfermedad que ocupó el mayor lugar. Ahora que el HIV se controla, hubo cierta relajación con esas cuestiones y empezaron a aparecer la mismas ETS de siempre”, cerró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
28 + 1 =