Las llamas consumen uno de los principales atractivos turísticos de la capital francesa

 

El incendio que amenaza con destruir a la catedral de Notre Dame, en París, consumió completamente la torre principal, generando el derrumbe de la aguja y del techo.

Ante la mirada impotente de los bomberos, que no logran llegar aún al epicentro del incendio, la aguja de la torre principal se derrumbó casi una hora después de que comenzaran las llamas.

La información fue confirmada por Emmanuel Grégorie, el adjunto a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien lamentó «daños colosales».

«Ahora se inició una misión particular para intentar salvar todas las obras de arte» y «se dio prioridad a asegurar los alrededores para proteger a los turistas y vecinos de los riesgos de derrumbe», manifestó a un canal de televisión.

«No quedará nada de la estructura (del techo), que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro», había lamentado poco antes André Finot, portavoz de la catedral.

La escritora e historiadora francesa Camille Pascal señaló a la emisora francesa BFMTV que el incendio ha causado «la destrucción de un patrimonio invaluable» y «solo podemos estar horrorizados por lo que vemos».

«Han pasado 800 años desde que la Catedral vigila París» y sus campanas sonaron tanto para «eventos felices como desafortunados», apuntó.

La Catedral de Notre Dame, uno de las principales atracciones turísticas de la capital francesa, se encontraba actualmente en reparaciones. Sin embargo, el arquitecto a cargo de los trabajos declaró a los medios franceses que al momento de iniciarse las llamas, a las 18:50 de la capital francesa, ya no quedaban personas trabajando en el lugar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
30 × 24 =