Un grupo de hackers halló una falla de seguridad en WhatsApp, una de las aplicaciones de mensajería más utilizadas del mundo, e instaló un programa espía en teléfonos, afirmó el martes la compañía, en lo que significa un nuevo problema para su casa matriz Facebook.

 

La vulnerabilidad permitió a los hackers insertar un programa maligno en los teléfonos mediante una llamada al teléfono en cuestión a través de la aplicación, que utilizan unos 1.500 millones de personas.

 

Según el Financial Times, que cita a un distribuidor de programas espía, la herramienta fue desarrollada por una oscura firma basada en Israel llamada NSO Group, acusada de ayudar a gobiernos desde Oriente Medio hasta México a espiar a activistas y periodistas.

 

Expertos en seguridad indicaron que el código maligno guarda similitudes con otras tecnologías desarrolladas por la firma, asegura el The New York Times.

 

Este nueva vulnerabilidad de seguridad -que afecta a los aparatos de Android y los iPhones de Apple, entre otros- fue descubierta a principios de mes y WhatsApp se dedicó rápidamente a resolverlo, lanzando una actualización en menos de 10 días.

 

«WhatsApp alienta a la gente a descargar la última versión de nuestra aplicación, así como a mantener al día el sistema operativo de su teléfono, para protegerse de potenciales ataques de seguridad diseñados para comprometer información almacenada en el teléfono portátil», indicó a la AFP un vocero en un comunicado.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre

Resolver : *
4 × 10 =